¿Por qué leer a Shakespeare?

Más bien pensemos por qué no leerlo.

Shakespeare está en todos lados: en una canción de los Beatles, en un libro de Umberto Eco, en un poema de Jorge Luis Borges. Hay que leerlo porque sus frases abarcan cualquier situación de la vida. Hay que leerlo porque es el genio de lo simple, no se anda con rodeos, ni con frases complicadas. Ser o no ser, esa es la cuestión. Nos habla del existencialismo que domina nuestras vidas. No más.

Hamlet no falla nunca, Sueño de una noche de verano no falla nunca, Romeo y Julieta menos. No puede faltar Shakespeare en nuestras vidas.

Algunas frases memorables:

Los amigos que tienes y cuya amistad ya has puesto a prueba, engánchalos a tu alma con ganchos de acero

En un minuto hay muchos días

Conservar algo que me ayude a recordarte sería admitir que te puedo olvidar

Deja en libertad a tus ojos: contempla otras bellezas

No basta levantar al débil, hay que sostenerlo después

Sabemos lo que somos, pero no en lo que podemos convertirnos

El pasado es un prólogo

Hay para mí más peligro en tus ojos que en afrontar veinte espadas desnudas

Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara

Publicado por Milfred Baptista

Pase adelante... Tengo algo que contar

Un comentario en “¿Por qué leer a Shakespeare?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: