Autismo: seamos curiosos y no demos nada por sentado.

Por Milfred Baptista

En el mes del autismo dediquemos unos pocos minutos para entender de qué se trata.

El Trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo de origen neurobiológico, que afecta el desarrollo de la comunicación y la conducta, con presencia de comportamientos e intereses repetitivos y restringidos.

El 1% de la población mundial tiene autismo, y lo poco que sabemos nos lo han contado las películas de Hollywood y mitos alrededor de esta condición.

Esta desinformación ha hecho de la vida de las personas autistas y sus familias, en muchos casos, un verdadero un calvario. La incomprensión y el prejuicio terminan siendo una sentencia.

Es importante señalar que no hay dos casos de autismo iguales. Se trata de un espectro amplísimo, una larguísima línea que va de la A a la Z y en la que te consigues literalmente de todo. Niños con autismo leve, moderado, severo, que hablan, que no hablan, cariñosos, agresivos, inteligentes y no tanto.

Las familias de niños con autismo hacen un enorme esfuerzo día a día para educarlos y desarrollar al máximo su potencial. La evolución y el pronóstico de los niños con autismo dependen en gran medida de los cuidados realizados por la familia. Intervención intensiva y temprana es la consigna para cambiar el futuro.

Hay quienes romantizan el autismo y se aferran al positivismo tóxico: “Los niños especiales son angelitos y bendiciones de Dios”, pero es que todo niño lo es, no solo los especiales. Debemos tener presente que las personas con autismo son seres humanos como cualquier otro y merecen ser tratados con respeto y dignidad. Esto es lo importante.

Eye of inclusion is a painting by Josean Vega

¡Cuánto por hacer sobre inclusión! Inclusión no es dejar entrar a alguien y tenerlo sentado en un rincón para sentirnos amables. Inclusión no es solo que las personas con autismo o con cualquier otro diagnóstico tengan acceso a los recursos, por ejemplo, a la educación; inclusión es ser genuinamente empático y comprender que todos somos diferentes. La inclusión no se mendiga, ni es un favor.

De tanto en tanto pienso que cerebros de personas especiales dejaron un inmenso legado a la humanidad. Los genios que hoy conocemos por dejar grandes aportes, sin duda, algo tenían diferente. Intereses restringidos y persistencia infinita quizás. ¡Gracias por tanto, eh!

Como sociedad debemos procesar el concepto de aceptación, como el esfuerzo consciente para superar nuestros prejuicios y superar nuestras propias barreras mentales. Claro que las personas con autismo son diferentes, así como tú y yo somos diferentes, afortunadamente.

Busquemos información, seamos curiosos, sepamos de todo, tengamos o no un familiar con autismo. Seamos cada día un poco mejor.

Publicado por Milfred Baptista

Pase adelante... Tengo algo que contar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: